ciudad ajedrez .com
Apoyo al ajedrecista
 MENU GENERAL INICIAR SESION    REGISTRARME
ciudad ajedrez
     
Ver usuarios

Enviado por: IntiFlores Ver más artículos
Redactar un artículo
en Ciudad Ajedrez

COMPARTIR Windows Live facebook twitter Blogger email


Visitas: 259        Comentarios:

Apoyo al ajedrecista
Enviado en: 19-05-2017
En nuestros días es evidente que la forma de entrenarse para muchos ajedrecistas ha superado la capacidad misma del jugador, es decir cada vez hay más jugadores que se entrenan de forma empírica y sin ningún apoyo, y buscan la manera de romper carencias y falta de oportunidades que tienen que ver con la disponibilidad de tiempo, recursos económicos y apoyos de otras personas, factores que en este país son escasos pero que sin lugar a dudas son inmensamente necesarios.

En este sentido debemos analizar dos aspectos importantes, el que hacer para conseguir las condiciones necesarias y de qué forma podemos continuar aun sin más apoyo que la simple voluntad del jugador. En este orden de ideas nos percatamos que en primera instancia todos los jugadores lidian con la problemática de conseguir apoyos, generalmente económicos.



Recuerdo que hace algunos años un joven me comentó -si aprendo a jugar ajedrez ¿cuánto me van a pagar? - y esta concepción de vivir del ajedrez es lo que ha marcado a muchos jugadores que hasta hoy es un dilema absurdo que no tiene una respuesta por lo menos satisfactoria para muchas personas, pero no es el dilema en si sino la concepción de la actividad y campos de desarrollo de un ajedrecista, ser ajedrecista terminaría dando clases o escribiendo libros, que desde mi particular punto de vista sería algo grandioso pero algunos no les pueda gustar la idea.

Poniendo ejemplos análogos en otras disciplinas podríamos observar situaciones parecidas, un futbolista puede llegar a ganar mucho dinero pero hablamos de un futbolista profesional que ha evolucionado y conseguido llegar a esa esfera de competividad. Si lo comparamos con un músico o un actor pasa lo mismo, para conseguir grandeza debe evolucionar su carrera. Con los ajedrecistas pasa lo mismo, los aficionados que somos como el 99.9% que no tenemos la norma GM ni de MI, simplemente no se puede vivir de jugar ajedrez a lo sumo podrían aspirar a ganar un premio que para nada alcanzaría para tener una vida cómoda, pero entendamos que solo somos aficionados al igual hay miles de futbolistas que salen los fines de semana a jugar en el llano, o los corredores que aunque participan en carreras lo hacen como hobbie y en todos las áreas hay aficionados que además de invertir tiempo y dinero, su único objetivo es divertirse y pasarla bien haciendo lo que les gusta.

El problema radica cuando algún aficionado tiene la valentía de emprender una larga carrera y la travesía para convertirse en profesional y es cuando empiezan los problemas, que se enfrenta incluso a obstáculos ideológicos, porque aunque los niños o jóvenes se pueden entusiasmar y empeñar a conseguir su sueño, la parte ideológica de los padres que siempre preferirían tener un hijo ingeniero o médico, y no porque sea más sencillo serlo sino por la simple perspectiva de que la humanidad necesita más de uno que de otro, además de que representa un futuro más estable y en ese aspecto persepectiva ideologíca vemos frustrado los sueños del niño desde un inicio por los propios padres, aún tendiendo el apoyo de los padres viene el impedimento del tiempo que se requiere dedicarle, muchos no saben pero un jugador profesional dedica de 6 a 10 horas diarias en entrenarse y eso es algo inaceptable para muchos padres e incluso para los mismos jugadores que tienen otras actividades, escuela o trabajo, y por último el apoyo externo que no se consigue facilmente, como pueden ser los profesores y entrenadores que puedan trasmitir lo que requiere un jugador pero que lógicamente cobran por su trabajo, o que no se encuentran en un lugar cercano al domicilio.

Estos impedimentos hacen que no funcione el flujo normal de creación y formación de jugadores profesionales, a veces nos preguntamos porque nuestro país no tiene más grandes Maestros o de perdida más Maestros internacionales jóvenes.



Ante tanta problemática debemos entender que los jugadores profesionales se inician mayormente a corta edad, y en esa perspectiva el papel del padre es importante, y no es que sea obligatorio que para tener éxito se requiere que el padre también haya sido ajedrecista, sino entender que los papás deben apoyar totalmente, sobre todo a los pequeños que se les ve ese gusto enorme por la disciplina, y cuando decimos apoyar nos referimos de todas las formas posibles, como conseguir buenos entrenadores, motivarlo, adquirir libros o software necesario, incluso ser como detective buscando convocatorias llevándolo a entrenar y practicar hasta meterse en la política para exigir apoyos económicos de las autoridades deportivas, es sabido que para conseguir un apoyo primero deberá sobresalir en algún torneo regional o local, sin merito no hay premio.

Pero si nos preguntan ¿qué hacer si no contamos con padres que nos apoyen? La respuesta es más breve pero no menos importante, los mejores jugadores han salido adelante por la simple dedicación y fuerza de voluntad, luchando igual contra tantos obstáculos. Y el segundo consejo que en verdad nos debemos guardar en la mente de todos los jugadores, es que siempre habrá alguien que quiere ayudar sólo que es necesario encontrarlo y solicitarlo.

 facebook A  65 personas les gusta este artculo



Artculos de IntiFlores
fin de la informacion

EL artí­culo y su contenido es responsabilidad del autor del mismo