ciudad ajedrez .com
Jugando ajedrez con la muerte.
 MENU GENERAL INICIAR SESION    REGISTRARME
ciudad ajedrez
     
Ver usuarios

Enviado por: REYBLANCO Ver más artículos
Redactar un artículo
en Ciudad Ajedrez

COMPARTIR Windows Live facebook twitter Blogger email


Visitas: 45        Comentarios:

Jugando ajedrez con la muerte.
Enviado en: 30-05-2013

El séptimo sello.

Para hablar de cine y ajedrez es inevitable no mencionar a Ingmar Bergman quien en la película El séptimo sello (1956) crea un argumento existencialista tomando como escenario la partida de ajedrez  entre La Muerte y un ser humano.

Antonius Blok, un caballero medieval, vuelve a Suecia tras haber combatido por diez años en las cruzadas. Al llegar se percata de que su pueblo ha sido devastado por la peste. Es entonces que aparece el personaje de La Muerte, quien  ha venido por la vida del caballero. Entonces, el joven reta a La Muerte a jugar una partida de ajedrez: “Juguemos con una condición, si me ganas me llevarás contigo, si pierdes la partida me dejarás vivir.”   Y añade: “Las negras para ti.” La Muerte acepta la propuesta.

En la película el ajedrez se convierte en una metáfora de la vida. Es la lucha del caballero por su vida, pero a través de ésta se van devalando figuras llenas de signos y de incesantes cuestionamientos  sobre lo qué es la vida (un juego lento) y el sentido de ésta; y lo qué es la muerte, ese inevitable fin a donde vamos todas las personas. Los diálogos que se generan mientras juegan ajedrez con ejemplo de ello:

—Ahora vas a perder el caballo — le dice la Muerte.

       Lo tenía ya perdido — Contesta el caballero.

       ¿Me has engañado?

       Pues sí.  Has caído en la trampa, tienes jaque al rey.

       ¿De qué te ríes?

       Preocúpate de salvar tu rey

       Es que… te encuentro muy animado

       Porque nuestro juego es divertido

       A ti te toca. ¡Vamos pronto!, ¡tengo prisa!

       Ya sé que tienes mucho que hacer. Pero no se puede jugar atropelladamente, este es un juego lento.

 

El juego se convierte también en el mecanismo y la estrategia por la cual el caballero entretiene a la muerte para que sus compañeros Jof, Mia y su pequeño hijo escapen de ésta; pues la muerte está concentrada en el juego. Sin embargo no hay nada que se le escape a la muerte.  Se despliega el siguiente diálogo

— ¿No atiendes al juego? ¿Ya nada te interesa? —Dice La Muerte al caballero

— ¿Qué nada me interesa? Al contrario— Le responde

— Pareces inquieto. Algo me ocultas.

— ¿Crees que no se te escapa nadie?

— No, nadie se me escapa. ¿Por qué?, ¿por qué me lo preguntas?

— Ya no temo nada.

— Estás cambiado.

Entonces Antonius tira las piezas al parecer de forma accidental y añade:

— No recuerdo como estaban las piezas

— Yo sí lo recuerdo. No te podrás escapar. Y puedo decirte una cosa muy interesante,

— Dímela

— Es jaque mate en la próxima jugada.

— Ya lo sé.

Las blancas que comanda el caballero han perdido. Como todos ante la muerte. Una de las reflexiones que genera la película es que nadie se le escapa a la muerte. Aunque el ser humano no encuentre respuestas a su existencia, aunque realicé una creación llamada “Dios” cuando su vida está al borde y aunque se interrogue su existencia; al final las personas irán hacia la nada. Al final, La Muerte encabezará la danza que hace que marchen todos hacia la oscuridad. 

 

 “En este último instante goza al menos del prodigio de vivir en la verdad tangible antes de caer en la nada.”


 facebook A  11 personas les gusta este artculo



Artculos de REYBLANCO
agregar comentario
Agregar comentario: Número de caracteres:


Para agregar comentario debes Iniciar sesinAQUI
fin de la informacion

EL art??culo y su contenido es responsabilidad del autor del mismo